Skip to main content

Pelosi se une al llamado de AFSCME por más ayuda para estados y localidades conforme siguen aumentando los casos de virus

Previous Delegada de Virginia Elizabeth Guzmán: “Necesitamos voces progresistas en el senado estatal”
Por Personal de AFSCME ·
Pelosi se une al llamado de AFSCME por más ayuda para estados y localidades conforme siguen aumentando los casos de virus
Foto de Getty

La líder de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi acompañó al Presidente de AFSCME Lee Saunders y a servidores públicos en el frente el jueves para instar al Senado a que apruebe al menos $1 billón en ayuda flexible a estados, ciudades y localidades.

El muy necesitado paquete de ayuda federal les permitiría a comunidades en todo el país seguir proveyendo servicios públicos esenciales como agua potable, recolección de basura, educación pública, servicios médicos de emergencia y más. También les ayudaría a las agencias estatales y locales a proveerles a sus trabajadores el equipo de protección personal que necesitan para realizar sus trabajos de forma segura.

“Conforme los casos de coronavirus siguen aumentando, sin que podamos vislumbrar el fin de esta crisis, necesitamos más que nunca que los miembros de AFSCME sigan haciendo sus trabajos”, dijo el Presidente Saunders. “La demanda por los servicios públicos es más urgente que nunca. Pero con la economía en caos, con la base imponible en erosión y los ingresos públicos desapareciendo, los gobiernos estatales y locales están enfrentando reducciones históricas y devastadoras a sus presupuestos”.

Pelosi alabó a los héroes en el frente y miembros de AFSCME que han estado trabajando sin descanso desde el comienzo de la pandemia, con frecuencia poniéndose a sí mismos y a sus seres queridos en riesgo.

“No somos dignos de alabar a nuestros héroes en el frente hasta que hagamos todo lo posible para apoyarlos”, dijo.

Sobre la respuesta de la administración Trump a la pandemia, Pelosi la categorizó de “respuesta fallida” y añadió que el fracaso del gobierno federal “significa que ustedes [los héroes en el frente] se ven forzados a arriesgar sus vidas para proteger las vidas de otros y ahora podrían perder sus trabajos”.

El Senado se fue de vacaciones la semana pasada por dos semanas sin debatir la Ley HEROES, la cual incluye un paquete de ayuda muy necesario para mantener los servicios públicos esenciales en comunidades de todo el país. Cada día que pasa sin que el Senado tome acción significa que los trabajadores públicos que han arriesgado sus vidas para ganarle a la pandemia y reabrir la economía de forma segura están siendo despedidos en vez de recibir nuestro agradecimiento.

Tres miembros de AFSCME que viven y trabajan en estados que están experimentando un rápido aumento en el número de casos de coronavirus participaron en la llamada de prensa con Pelosi y Saunders. Ellos son Rene Sánchez, técnico de quirófano en el hospital Jackson Memorial de Miami y miembro de la Local 1363 de AFSCME; Keith Lowry, paramédico que sirve a comunidades rurales en Arizona y miembro de la Local 2960 de AFSCME; y Tanisha Woods, oficial correccional en el Departamento de Justicia Criminal de Texas en Gatesville y presidenta de la Local 3920 de AFSCME.

Los tres instaron al Senado a que apruebe al menos $1 billón en ayuda a estados, ciudades y localidades.