Skip to main content

Trabajadores de Nueva York piden al estado que tome acción para evitar despidos

Previous Las uniones laborales cuentan con la aprobación más alta en los últimos 17 años
Por Personal de AFSCME ·
Trabajadores de Nueva York piden al estado que tome acción para evitar despidos
Henry Garrido, director ejecutivo de DC 37. Foto de DC 37.

La Ciudad de Nueva York, a raíz de los déficits presupuestarios causados por la pandemia del coronavirus, podría verse obligada a despedir a unos 22 mil servidores públicos, muchos de los cuales han estado en el frente de la lucha contra el virus, proveyendo servicios esenciales para la ciudad y asegurando la seguridad de nuestras comunidades.

Durante una reunión virtual con trabajadores, el director ejecutivo del Concilio Distrital 37 de AFSCME (DC 37), Henry Garrido, explicó la propuesta de la unión a la ciudad y líderes del estado para enfrentar los déficits presupuestarios.

“Estamos hablando con los líderes en Albany y de la ciudad para evitar que se realicen estos despidos”, afirmó Garrido. “Le estamos pidiendo al estado que cree una incentiva de jubilación anticipada, que autorice préstamos para la Ciudad de Nueva York y que apruebe un paquete de propuestas de ley con un impuesto para millonarios y ultra millonarios y así generar los ingresos que necesitamos desesperadamente. Creemos que estas medidas serían eficaces para contrarrestar el déficit presupuestario y prevenir despidos lastimosos”.

Miembros de DC 37 se reunieron este mes en una manifestación como parte de una campaña para prevenir los despidos. Cientos de trabajadores participaron en el evento con distanciamiento social para demostrarles a los líderes que sus despidos serían dañinos no sólo para los trabajadores sino para la misma ciudad, ya que se reducirían servicios esenciales como la recolección de basura, el saneamiento y tratamiento del agua, las operaciones de 911 y más.

En una campaña de concientización pública enfocada en la membresía que fue lanzada la semana pasada, miembros de DC 37 hablan sobre su compromiso con la ciudad. Estos trabajadores esenciales han estado en el frente a lo largo de la pandemia para mantener funcionando a la ciudad.

Los servidores públicos de la Ciudad de Nueva York no son los únicos en el país que enfrentan despidos.

Ciudades y estados en todo el país están enfrentando circunstancias difíciles que afectan sus presupuestos y perjudicarán los servicios públicos. Sin una ayuda importante del Congreso para que estados y localidades mantengan empleados a trabajadores esenciales en el frente, nuestras comunidades sufrirán una reducción de los servicios vitales.